XXI CUMBRE IBEROAMERICANA PIDE MáS POLíTICAS SOCIALES

31 de Octubre, 2011

XXI Cumbre Iberoamericana pide más políticas sociales

La XXI Cumbre Iberoamericana aprobó la declaración de Asunción en la que se aboga por implantar "políticas, programas y acciones orientados a la protección de la sociedad en su conjunto" y en particular a los más vulnerables. Dirigentes de los 22 países de Iberoamérica (América Latina, España, Andorra y Portugal) participaron en esta Cumbre cuyo tema central fue “Transformación del Estado y Desarrollo”.

 

 
La Primera Sesión Plenaria de mandatarios de la XXI Cumbre Iberoamericana comenzó  con un discurso del Presidente de Paraguay, Fernando Lugo, en el que subrayó que en la actual coyuntura internacional “se impone una nueva visión del Estado”.
 
Dirigentes de los 22 países de Iberoamérica (América Latina, España, Andorra y Portugal) participaron en esta Cumbre cuyo tema central fue “Transformación del Estado y Desarrollo”.
 
Lugo destacó que la crisis actual ha puesto en evidencia que hay una “necesidad de recuperar al Estado del predominio y lógica del mercado” y ponerlo al servicio de la igualdad y el bienestar de los pueblos.
 
Tras el discurso de Lugo, los participantes en la Cumbre aprobaron la agenda planteada por Paraguay y a continuación habló Enrique V. Iglesias, Secretario General Iberoamericano, quien hizo un breve repaso de los trabajos previos a la cumbre.
 
El Presidente de Paraguay se refirió a la presencia en esa Cumbre del Ministro haitiano de Relaciones Exteriores, Laurent Lamothe, para manifestarle el apoyo de los países iberoamericanos a Haití en su lucha por “superar el infortunio” causado por el terremoto de 2010.
 
Lamothe anunció este viernes que Haití, que es observador de las Cumbres Iberoamericanas, pedirá en esta reunión el ingreso como miembro de plenos derechos.
 
La cumbre concluyó con la aprobación de los documentos presentados a los jefes de Estado por los coordinadores nacionales y responsables de la cooperación, que son la Declaración de Asunción, firmada al término de la Primera Sesión Primaria por todos los países, el Plan de Acción y Trece Comunicados Especiales.
 
El ministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, Rodrigo Lara Castro, señaló la “coincidencia” que hubo en el proceso de debate y redacción de los documentos.
 
 
 
Informe CEPAL y OCDE: las políticas sociales son insuficientes para la igualdad
 
Las políticas sociales de los últimos años en América Latina son insuficientes para construir “sociedades más equitativas e incluyentes”, advirtieron hoy la CEPAL y la OCDE en un informe presentado en Asunción con motivo de la XXI Cumbre Iberoamericana. El documento, titulado “Perspectivas Económicas de América Latina 2012?, señala que además de lo social, “el Estado tiene que fortalecer la calidad y efectividad de las políticas monetaria y fiscal, así como promover activamente la educación, la inversión en infraestructura e innovación y el desarrollo productivo”.
 
 
“El gran ausente en América Latina en estas tres últimas décadas ha sido la inversión, que es la llave maestra que conecta el corto con el largo plazo”, dijo Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), autora del informe junto con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).
 
El documento apunta que aunque se espera que el crecimiento de las economías centrales este año y el próximo sea bajo por la crisis mundial, América Latina en su conjunto alcanzará una expansión del 4,4 por ciento en 2011 y del 4 por ciento en 2012.
 
“No basta con decir que estamos creciendo más. Queda mucho por hacer”, expresó el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, quien anotó que los países latinoamericanos deben “aprovechar el momento para consolidar los logros de los últimos años”.
 
El estudio, que aborda en seis capítulos la “Transformación del Estado para el Desarrollo”, tema central de la cumbre, señala que a pesar de los avances económicos, todavía persisten desafíos para la región.
 
Los principales retos son el mejoramiento de la calidad de vida y la reducción de las desigualdades sociales, aunque el porcentaje de la población que vive en la pobreza haya caído del 44 por ciento en 2002 al 33 por ciento en 2008.
 
“Uno de cada tres latinoamericanos vive debajo de la línea de pobreza (180 millones de personas) y 10 economías de la región continúan estando entre las 15 más desiguales del mundo”, explicó Gurría, de nacionalidad mexicana como Bárcena.
 
Según el documento, “el Estado puede y debe jugar un papel fundamental” para el desarrollo pleno de los países latinoamericanos con políticas que ayuden a la creación de “empleos de calidad”, así como a la consolidación de “sistemas fiscales sólidos, transparentes y justos”.
 
“Los gobiernos de la región deben aprovechar esta oportunidad para diseñar e implementar mejores políticas públicas que permitan transitar por senderos de desarrollo de largo plazo más inclusivos y sostenibles”, agrega.
 
Para la CEPAL y la OCDE, “la economía internacional continúa siendo la principal fuente de incertidumbre para América Latina y el Caribe”, principalmente porque la fuerte entrada de capitales, estimulada por las altas tasas de interés que se pagan en la región, y las presiones inflacionarias y cambiarias, ponen en peligro las exportaciones de manufacturas.
 
El estudio advierte además que los problemas fiscales en la zona euro “podrían causar serios problemas en el sistema financiero internacional, incluidos los mercados emergentes”, lo que podría desembocar en una “reversión de los flujos de capitales” y generar fluctuaciones en los tipos de cambio que contaminarían a la economía real.
 
Para enfrentar esos riesgos, los organismos recomiendan a los gobiernos de la región ser “coherentes con las necesidades de largo plazo” relacionadas con los “cambios económicos y demográficos en curso”.
 
El documento subraya que aunque el principal objetivo de corto plazo debe ser “reconstruir el espacio fiscal disminuido por las respuestas de los gobiernos a la crisis”, los Estados también deben “resolver restricciones y problemas macroeconómicos y estructurales que limitan el desarrollo”.
 
Fuente: Infolatam
 

NEWSLETTER

Usted recibirá las últimas noticias, novedades y eventos en su correo electrónico.

Suscribirse

PARA PENSAR

La cantidad de alumnos de seis y siete años en escuelas privadas pasó del 26% en 2003 a 37,5% en 2011. Es decir, un incremento de más de 11 puntos porcentuales, en detrimento de la matrícula de los colegios del estado.

Informe del Centro de Estudios en Políticas Públicas (CEPP) 2012, en base a la Encuesta Permanente de Hogares del INDEC