UNA FOTO EN UN DIARIO PROVOCó QUE LOS VECINOS AYUDARAN A QUE LOS NIñOS TENGAN SU BICICLETA

6 de Diciembre, 2016

Una foto en un diario provocó que los vecinos ayudaran a que los niños tengan su bicicleta

En la contratapa el diario El Territorio publicó la foto de Diego (8), quien jugaba con un cuadro de bicicleta y sus llantas sin neumáticos, además de un recipiente plástico (termolar) improvisado como asiento.
 
La repercusión fue de tal magnitud que la solidaridad llegó de diferentes partes de la región y le dio a la historia un giro inesperado.
Apareció un donante que se ofreció a reemplazar la desvencijada bicicleta. Fue allí cuando la familia informó que el biciclo no es de Diego, sino que pertenece a su pequeña tía, Débora, de 11 años, quien también necesitaba un vehículo nuevo.
La generosidad hizo que se puedan cumplir ambos anhelos.
Una triste historia embargaba a la localidad debido a un asesinato, en Colonia Alberdi. Abstraído de todo ello, un niño jugaba con los restos de una bicicleta.  
El principal protagonista de la historia en la contratapa es Diego, quien pasó a 3º grado a pesar de la difícil situación socioeconómica de su familia. Lucrecia y Marcos, sus padres, dejaron Alberdi en busca de oportunidades y se instalaron en el barrio San Marcos, de Posadas, donde las cosas tampoco resultan fáciles.
Con tres hijos (y uno en camino), a Marcos, que se rebusca con changas, le es imposible comprar juguetes para los chicos.
 
El impacto de la foto tuvo una repercusión importante en la publicación en Facebook de El Territorio, que se compartió muchas veces y tuvo una llegada a más de dos mil personas, sin contar con la tirada de la edición impresa.
 
Cuando eel diario se comunicó con la familia de Diego para anunciarle que se consiguió una bicicleta, la pequeña Débora dijo presente. La tía del chico, quien le enseñó a andar sobre dos ruedas y con quien comparte la pasión por pedalear, se sinceró: "A mí me gustaría una bicicleta nueva, pero no me pueden comprar".
Su madre, Virginia, trabaja en la chacra y ahora afronta un dolor terrible por la pérdida de su hermano.
 
Sin embargo, la sorpresa fue para ambos, ya que un grupo de amigos de Oberá se solidarizó y donará un biciclo, destinado a Débora. En tanto, Gaspar Ayala, de Ituzaingó (Corrientes) puso a disposición una bici usada, aunque necesita que alguien se comprometa a transportarla hasta el barrio San Marcos, de Posadas. 
 
Quienes puedan colaborar, deben comunicarse al celular 03786-15615873.
Ambos niños se alegraron cuando se enteraron que tendrán regalo adelantado de Navidad, gracias a la solidaridad de los lectores del diario y también a modo de recompensa por haber terminado satisfactoriamente el año escolar.

NEWSLETTER

Usted recibirá las últimas noticias, novedades y eventos en su correo electrónico.

Suscribirse

PARA PENSAR

Una gata no esterilizada procrea en 7 años más de 509.000 gatitos.

El Refugio de Animales