TECHO RECAUDó MáS DE 2.7 MILLONES DE PESOS EN SU COLECTA NACIONAL MáS GRANDE

3 de Octubre, 2013

TECHO recaudó más de 2.7 millones de pesos en su Colecta Nacional más grande

Más de 7.000 voluntarios de TECHO (antes Un Techo para mi País) recorrieron el fin de semana pasado las calles de nueve provincias donde la organización trabaja junto con voluntarios y vecinos que viven en asentamientos de Buenos Aires, Córdoba, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, Santa Fe, Corrientes y Chaco para recaudar fondos en la Séptima Colecta Nacional.

La recaudación final fue de AR$ 2.703.718, superando los dos millones de pesos recaudados en 2012. Con estos fondos se podrá financiar la construcción de 220 viviendas de emergencia, 15 nuevos cursos en oficios, 10 espacios de educación y entregar 100 microcréditos.La colecta tuvo como objetivo invitar a la sociedad a participar, desde su lugar, para la superación de la pobreza.
 
Bajo el lema "Cuando tenés un Techo, no tenés Techo", la organización lanzó esta Campaña de la mano de la creatividad de la agencia Scarpato y la gestión de medios de Zenith. "Con esta Campaña queremos reforzar que hay millones de personas viviendo en situación de pobreza y urgencia en villas y asentamientos. Vecinos y voluntarios de TECHO luchamos para tener acceso a la tierra. Los que tenemos un techo lo naturalizamos y no nos damos cuenta de lo importante que es en nuestro desarrollo como personas. Tener un techo es tener un lugar donde poder comer, dormir, descansar, estudiar, jugar, trabajar yformar una familia", señaló Julia Gabosi, Directora Social de TECHO en Argentina. 
 
"Más de 6000 familias se sacaron esa urgencia de la cabeza a través de la construcción de su vivienda, otros 1000 accedieron a un microcrédito para emprender sus proyectos, 2136 se graduaron en oficios y 1021 niños y adolescentes participaron de espacios de educación. Ya son 80 los asentamientos en donde los vecinos organizados trabajan por el desarrollo y mejoramiento de sus barrios. Voluntarios y vecinos de villas y asentamientos llevamos diez años trabajando para que todos en Argentina sean lo que deseen ser", concluyó Gabosi.
 
Banco Hipotecario e Easy, fieles a esta causa, apoyaron la colecta como todos los años Molinos se sumó este año como patrocinador de esta colecta.
 
La recaudación final fue de: $ 2.703.718
La recaudación en las calles: $1.861.008
Débitos mensuales anualizados: $ 772.884
Otros aportes de empresas e individuos: $69.825
 
TECHO invita a la sociedad a seguir aportando mensualmente a través de una tarjeta de crédito o débito desde $2 por día en www.techo.org.ar 
 
Sobre la organización:
 
TECHO es una organización presente en Latinoamérica y el Caribe, que busca superar la situación de pobreza que viven miles de personas en los asentamientos precarios, a través de la acción conjunta de sus pobladores y jóvenes voluntarios.
 
Con la implementación de un modelo de intervención enfocado en el desarrollo comunitario, TECHO busca, a través de la ejecución de diferentes planes, construir una sociedad justa y sin pobreza, donde todas las personas tengan la oportunidad desarrollar sus capacidades, ejercer y gozar plenamente de sus derechos. En Argentina, con presencia en Buenos Aires, Córdoba, Neuquén, Río Negro, Misiones, Santa Fe, Corrientes, Chaco y Salta, ya trabajó junto a más de 6.000 familias y 18 mil voluntarios, con quienes lleva construidas más de 6.023 viviendas de emergencia y desarrolla planes de Habilitación Social (Educación, Capacitación en oficios, Microcréditos, Jurídico, Salud, entre otros) en más de la mitad de los 90 barrios en los que está presente.
 
Hoy TECHO está presente en 19 países y gracias al apoyo de socios y voluntarios, TECHO ha construido más de 85 mil viviendas de emergencia y movilizado a más de 500 mil voluntarios en todo el continente.
 

NEWSLETTER

Usted recibirá las últimas noticias, novedades y eventos en su correo electrónico.

Suscribirse

PARA PENSAR

Cuando se les preguntó a 60.000 pobre de 60 países¿ qué aspecto les molestaba más de la pobreza?plantearon que todo les era
difícil, pero lo más duro era “la mirada de desprecio”

Banco Mundial “Las voces de los pobres” , 2010