ONG Y ESCUELA TRABAJAN JUNTOS POR LOS CHICOS EN COMANDANTE ANDRESITO

24 de Septiembre, 2013

Ong y Escuela trabajan juntos por los chicos en Comandante Andresito

Como una iniciativa conjunta con la comunidad educativa del Instituto Adventista, la ONG “Por un Andresito Mejor” inició un taller de huertas donde los chicos aprenden conceptos de producción, cuidado del medio ambiente, alimentación saludable y puesta en valor del producto de la plantación. Con la actividad buscan complementar lo que los niños aprenden en el aula.

Como una iniciativa conjunta con la comunidad educativa del Instituto Adventista, la ONG “Por un Andresito Mejor” inició un taller de huertas donde los chicos aprenden conceptos de producción, cuidado del medio ambiente, alimentación saludable y puesta en valor del producto de la plantación. Con la actividad buscan complementar lo que los niños aprenden en el aula.
 
El taller comenzó a desarrollarse a principio de año, por lo que el comedor del Instituto se ve abastecido con las frutas y hortalizas que son producto del cultivo de un área del predio que era utilizado antes para otras actividades recreativas.
 
Silvia Quess, directora de la institución, valoró el compromiso de la ONG (compuesta por vecinos de la localidad) ya que sus integrantes quitan tiempo de sus actividades para venir a compartir con los chicos de cuarto a séptimo grado que son parte del taller.
 
“Creemos que es satisfactorio porque los chicos están muy animados y toman las actividades de la huerta como un juego pero con la seriedad y atención que merece tal compromiso”, agregó la directiva.
 
Los productos van a parar al comedor escolar, donde se los procesa e incluye en las diferentes comidas a los diferentes grados de la escuela: “Nosotros los educamos en alimentación saludable para que crezcan sanos y puedan difundir estos conocimientos después cuando van a sus casas. Eso sí, no les permitimos golosinas”, amplió.
 
Para el desarrollo de la actividad se dividen en dos grupos, a la mañana les toca a los que asisten al cuarto y quinto grado mientras que en la tarde cumplen sus funciones aquellos que concurren al sexto y séptimo. Todos cumplen actividades que son importantes en el ciclo de cuidado de la producción de hortalizas.
 
“También los chicos utilizan las herramientas de carpintería para fabricar plantines que son destinados a las plantas que requieren ese cuidado”, afirmó Silvia Quess que volvió a agradecer a los vecinos que componen la organización que colabora con la provisión de semillas, impartir las clases teóricas e instruir a los chicos a la hora de llevar a la práctica lo que antes aprendieron.
 
El taller sirvió para motivar a los alumnos a quienes también ya se les enseña conceptos de comercialización y puesta en valor de la producción que logran cultivar en la actividad realizada. 
 

NEWSLETTER

Usted recibirá las últimas noticias, novedades y eventos en su correo electrónico.

Suscribirse

PARA PENSAR

Según datos del censo de 2010, la pobreza afecta al 38,8% de los menores de 18 años en Argentina, es decir que 4,8 millones de chicos viven en hogares sin ingresos suficientes para comprar bienes y servicios necesarios para la vida cotidiana. De ellos, 800.000 (el 9,5%) están en la indigencia.

Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina 2012