FORO GLOBAL DE DESARROLLO 2013 DE LA OCDE

22 de Abril, 2013

Foro Global de Desarrollo 2013 de la OCDE

El panorama económico mundial ha cambiado y, junto con esto, el significado que se le atribuyen a conceptos como desarrollo o pobreza. En los países emergentes y en desarrollo, el crecimiento económico ha llevado a un mejoramiento en la calidad de vida de millones de personas y al surgimiento de una nueva clase media. Sin embargo, mucha gente que ha logrado salir de la extrema pobreza todavía sería considerada pobre de basarse la medición en otras definiciones o en criterios de posicionamiento relativo.

El panorama económico mundial ha cambiado y, junto con esto, el significado que se le atribuyen a conceptos como desarrollo o pobreza. En los países emergentes y en desarrollo, el crecimiento económico ha llevado a un mejoramiento en la calidad de vida de millones de personas y al surgimiento de una nueva clase media. Sin embargo, mucha gente que ha logrado salir de la extrema pobreza todavía sería considerada pobre de basarse la medición en otras definiciones o en criterios de posicionamiento relativo. Al mismo tiempo, la desigualdad en la distribución del ingreso se ha incrementado en muchas zonas, limitando con esto los beneficios económicos que podrían obtenerse de la erradicación de la extrema pobreza.

Muchos de quienes integran la nueva clase media son vulnerables a factores económicos como el desempleo, la enfermedad o el envejecimiento. Más aun, pese a los avances, un porcentaje importante de la población de los países de ingreso medio sigue viviendo en la pobreza. A la luz de este panorama, el Foro Global de Desarrollo 2013 organizado por la OCDE en París los días 4 y 5 de Abril del 2013, buscó promover una mejor comprensión de lo que implican las nuevas dinámicas de la pobreza para las políticas sociales implementadas por gobiernos, organizaciones internacionales y otros en el mundo post-2015.

El FGD buscó generar una discusión sobre conceptos como los de cohesión social, bienestar y progreso y como éstos podían enriquecer la aproximación a la reducción de la pobreza adoptada en la agenda post-2015.

De acuerdo con su diagnóstico, progresivamente, lo que se entiende por desigualdad se va alejando de la distribución del ingreso para incorporar nuevas dimensiones como el género, la edad, el origen, la casta o la posición ocupada en el mercado laboral. Esta definición amplia de la desigualdad sería lo que hoy en día determinaría el grado de inclusión -o exclusión- social alcanzado por los distintos países. Por otro lado, la salud, la educación, la capacidad de los individuos para tomar decisiones informadas y actuar como ciudadanos responsables, son factores cuya importancia sobre el bienestar de las personas es cada día más reconocido.

Por otro lado, se señala, la sustentabilidad debe ser una prioridad para el desarrollo. Esto significa actuar de manera de invertir en los activos críticos para el bienestar de las futuras generaciones. Esto incluye tanto los bienes públicos globales como los recursos propios de cada país (activos ambientales locales, vínculos sociales) que, si bien fundamentales para la acción colectiva, se ven afectados por el desarrollo económico de otros países.

Finalmente, el rango de acción y el rol de los actores vinculados al desarrollo también está cambiando. Muchos de ellos están más allá de los gobiernos, tales como las ONGs, la sociedad civil, las fundaciones, el sector privado, el trabajo organizado y los immigrantes que mantienen con su país un vínculo a través de las remesas. Ellos aportan nuevas voces y recursos al debate sobre el desarrollo. Las futuras políticas y aproximaciones a la reducción de la pobreza deben orientarse hacia la capitalización de estos recursos.

¿Como traducir la complejidad de este diagnóstico en polítcas públicas que impacten de manera efectiva la pobreza? ¿Qué experiencias exitosas de políticas orientadas hacia ciertas dimensiones de la pobreza existen alrededor del mundo? ¿Cómo han integrado los gobiernas la sustentabilidad ambiental en sus agendas de desarrollo social? ¿Cómo combinar de manera exitosa políticas de reducción de pobreza con preservación de los recursos naturales de los países? Estas son algunas de las preguntas que se buscó responder en el FGD.

El FGD es un insumo para el perfeccionamiento de la Estrategia de Desarrollo de la OECD. Permite a una gran variedad de actores identificar de manera colectiva los asuntos que requieren atención adicional y debatir en torno a nuevas estrategias para reducir la pobreza.

Proximamente un informe con las principales conclusiones del FGD será puesto a disposición de los interesados. A la espera de éste, ponemos a disposición de los lectores de Humanum los documentos de trabajo que sirvieron de insumo al FDG 2013 (en inglés).

“La próxima agenda global de desarrollo. Erradicando la pobreza, promoviendo la sustentabilidad” (resumen ejecutivo o artículo completo)

“Más allá de la reducción de la pobreza: El desafío de la cohesión social en los países en desarrollo” (resumen ejecutivo o artículo completo).

“La constribución del sector filantrópico a la cohesión social: nuevos actores, nuevos enfoques… ¿cuáles resultados?” (artículo completo)

“Midiendo el bienestar para el desarrollo (resumen ejecutivoartículo completo)

¿Cómo pueden las innovaciones tecnológicas de los sistemas estadísticos hacer una diferencia para el desarrollo? (descargar resumen ejecutivo o artículo completo)

Reducir la pobreza es posible: en busca de los que se esconden tras las desigualdades. Síntesis de la consulta online (descargar documento)

Fuente: Revista Humanum