EL ROPERO UNIVERSITARIO LLEGó A FUNDAMATER Y AL HOGAR PEQUEñOS MILAGROS

17 de Junio, 2012

El ropero universitario llegó a Fundamater y al hogar Pequeños Milagros

El Centro de Estudiantes de la Sede Posadas de la Universidad Católica de Santa Fe (UCSF) finalizó la campaña de donación de ropa denominada Ropero Universitario que fue entregada a las fundaciones FundaMater y Pequeños Milagros.

El centro de Estudiantes de Derecho de la Universidad Católica (Ceduc) organizó la campaña de la que participaron los estudiantes de la institución. Esta jornada buscó generar en los estudiantes el compromiso en los valores cívicos y sociales que caracterizan a un Estado de Derecho.

“Siempre escucho a muchas personas manifestar su voluntad de ayudar a los demás, el deseo de cambiar las cosas o las necesidades de personas que sin conocerlas viven una situación muy distinta a la nuestra. Solidarizarse con el que está al lado va mas allá de un decir, de querer hacer algo cuando en realidad sólo hay que hacer”, explica Fernando Vitelli, integrante del Ceduc luego de visitar el hogar Pequeños Milagros.
 
El estudiante también agradeció “el contacto realizado por Lourdes Saucedo y Laura Garabito ya que sin ellas no hubiéramos conocido la realidad de estos chicos”.
 
El Hogar Pequeños Milagros tiene a su cargo niños judicializados a la espera de ser adoptados. Desde el establecimiento promueven una campaña lucrativa de recaudación de 60 mil pesos para adquirir un móvil para el traslado de los niños y en ese sentido invitan a la comunidad a colaborar.
 
Los interesados en hacer donaciones, pueden depositar en la Cuenta Corriente del Banco Nación Nº 4076297380, a nombre de Fundación Pequeños Milagros: 
CBU 01104077/40040762973808
 
Más información en Facebook: Fundación Pequeños Milagros
 
 

NEWSLETTER

Usted recibirá las últimas noticias, novedades y eventos en su correo electrónico.

Suscribirse

PARA PENSAR

8.100.000 niños mueren anualmente
antes de cumplir 5 años, por causas totalmente evitables.
Son 22.000 muertes por día,por razones perfectamente controlables como la alimentación, las vacunas o la asistencia sanitaria.

Save The Children, 2010