EDUCACIóN, CONCIENTIZACIóN Y PREVENCIóN: CLAVES PARA REDUCIR MORTALIDAD INFANTIL CAUSADA POR ACCIDENTES VEHICULARES

16 de Junio, 2014

Educación, concientización y prevención: claves para reducir mortalidad infantil causada por accidentes vehiculares

Otra de las temáticas abordadas en la Jornada “Puesta al día en Pediatría” desarrollada por los especialistas disertantes, los doctores Abel Albino, Luis Prudent y Luis Agote, fue la de mortalidad de niños por accidentes de tránsito, lo que en Argentina deja como saldo 1.000 muertes por año; de las cuales 400 son por accidentes caseros y 600 en siniestros automovilísticos.

Con respecto a esto, el pediatra Agote dijo que “un déficit que tenemos en nuestro país es la falta de cultura de cuidado de la vida, estamos hablando de cosas que son corregibles, que tendría que ser política de estado y, la medicina preventiva es en este caso infinitamente más barata”. Y prosiguió al respecto “normalmente por mala conducción o porque los chicos no son llevados en su silla como corresponde, generalmente llegan al sanatorio o al hospital niños accidentados y lesionados, y ese es el fracaso de la medicina preventiva”. Explicó que los autos “fueron diseñados para trasladar adultos o gente que mide más de 1,50 metros, no niños sin sus elementos de seguridad, esto es una falta de cultura de cuidado de la vida”. 

“Lo que tenemos que hacer es cambiar esta situación y, los políticos tienen que concebir algún tipo de concientización, ya que cuanto más pobre es la gente es peor si tiene un vehículo. Generalmente las cubiertas, los amortiguadores y frenos están en malas condiciones”. De esta manera los pequeños viajan sueltos en los brazos de la madre y el resultado de esto es que generalmente los cuerpos siguen circulando a la velocidad que traían los autos. Cada kilo a 60 kilómetros se transforma en 100 kilogramos y por esto el chico se escapa de las manos del adulto. Así es como surgen las lesiones porque se estrellan contra los parantes del automóvil y son aplastados pero si se emplea el uso de la silla de protección, se salvaría el 70% de los niños cuando miran para atrás o el 50% cuando miran para adelante. 

“La prevención debe tener costo cero y para ello se tienen que implementar las salas de espera inteligentes, no es nada nuevo sino que es algo que hay que reciclar. Estas salas consisten en implementar carteleras visibles, explicativas, que la gente con mirarlas pueda comprender de los cuidados que tiene que hacer. Esto es una visión de una Argentina nueva”, expresó Agote. 

Fuente: www.noticiasdel6.com