10 PUNTOS CLAVE PARA COMENZAR A INNOVAR SOCIALMENTE

1 de Febrero, 2013

10 puntos clave para comenzar a innovar socialmente

El concepto de Innovación Social es tan grande como su potencial. Una de las razones de esta gran oportunidad surge del hecho de que las organizaciones aún no han sistematizado suficiente, prácticas que les lleven a innovar socialmente. “Como organización tienes que innovar si quieres seguir sobreviviendo” dicen, pero ¿qué puedo hacer para lograrlo? Aquí algunos tips de un artículo de Idealistas.org

El concepto de Innovación Social es tan grande como su potencial. Una de las razones de esta gran oportunidad surge del hecho de que las organizaciones aún no han sistematizado suficiente, prácticas que les lleven a innovar socialmente.

Por un lado está la falta de claridad sobre el concepto, la falta de recursos técnicos y humanos, pero sobre todo un vacío entre esa voz que nos dice “como organización tienes que innovar si quieres seguir sobreviviendo” y la incertidumbre de “Sí, pero nadie hasta ahora me ha enseñado a innovar, ¿cómo lo hago?“.

Comencemos por definir el concepto: la Innovación Social nos habla de estrategias, conceptos, ideas u organizaciones que resuelven necesidades sociales de forma más creativa y eficiente. La innovación social busca también fomentar la réplica de ideas que generen así un mayor impacto social.

Siendo así, aquí les dejamos 10 puntos que merecen una reflexión si queremos comenzar a trabajan dentro de nuestras organizaciones con un espíritu más innovador que genere mayor impacto. A nuestro juicio, y sin ser los únicos, son sin duda puntos clave que necesitamos comenzar a mirar:

1. Crear el espacio: No se puede ser innovador sin la voluntad de serlo y sin crear los espacios para poder desarrollar innovación. Platéate liberar un tiempo semanal para que personal o voluntarios lo dediquen a proyectos de innovación.

2. Combina personas con ideas, con personas con la experiencia ejecutando las mismas. Ambas se necesitan mutuamente. Alguien muy bueno implementando, no pasará el tiempo soñando y aquellos que son buenos imaginando, a veces no lo son tanto creando las estructuras para transformar ideas en realidad.

3. Mezcla, mezcla, mezcla conceptos. De la unión de cosas que nada tienen que ver la una con la otra, surgen las ideas más innovadoras.

4. Abraza el fracaso, compártelo y aprende de él. Más y más, aquellos que invierten en proyectos sociales innovadores, lo hacen solo si saben que la persona u organización que está detrás, ha fracasado varias veces. Esto es prueba de que estas personas saben qué es moldear las ideas y no darse nunca por vencido.

6. Hazte preguntas e invita a todos a hacer preguntas constructivas. Estas pueden ser incluso incómodas a veces, pero no hay mejor cosa que tratar de generar conciencia mediante la reflexión que proporcionan las buenas preguntas.

7. Co-crea: integra en la construcción de tus programas o proyectos a aquellos que van a ser los receptores de los mismos. Te aportarán visión y se generará esa lealtad que solo se produce cuando sientes algo tuyo porque has formado parte del proceso de creación.

8. Comparte. Si una idea es buena, habrá espacio suficiente para que se desarrolle de muchas diferentes maneras. No tengas miedo de que alguien pueda copiarte, al fin y al cabo, eso es lo que quieres. Si alguien te copia es porque tu iniciativa tiene potencial de impacto.

9. Conéctate. Formar parte de diferentes redes de personas u organizaciones incremente el potencial de obtener conocimientos, acceder a recursos, alimentar tus ideas, cargarte de la energía de los que ya están actuando en la buena dirección.

10. Se transparente.Tu personal, voluntarios y beneficiarios de la labor que llevas a cabo te lo agradecerán.

Fuentes: Idealistas.org

NEWSLETTER

Usted recibirá las últimas noticias, novedades y eventos en su correo electrónico.

Suscribirse

PARA PENSAR

Cerca de uno de cada seis niños nacidos
en América latina no existe para la sociedad.
Nunca fue inscripto en el registro civil.

UNICEF, 2011