VACACIONES EN EL HOGAR DE DíA: 70 CHICOS PASAN SU VERANO ENTRE TALLERES Y JUEGOS

9 de Enero, 2018

Vacaciones en el Hogar de Día: 70 chicos pasan su verano entre talleres y juegos

Durante enero la propuestas fueron lúdicas, en febrero la idea es comenzar con las clases de apoyo escolar

La jornada comienza temprano en el Hogar de Día: los choferes se suben a las dos Ducato pertenecientes a la institución y emprenden el recorrido de todos los días por la zona Sur (pasando por Candelaria y Garupá) y Oeste de Posadas, una por cada lado. Son ellos los encargados de buscar a cerca de 70 chicos que van a pasar sus días de verano en el Hogar. Allí juegan al ajedrez, hacen manualidades, corren bajo las órdenes del profe de Educación Física y son contenidos por un espacio que es mucho más que un edificio.
 
El Hogar no cierra por vacaciones. Al contrario, abre desde temprano cuando llegan los chicos y se los recibe cerca de las 8 con el desayuno. “Los buscamos para garantizar la asistencia debido a que ya no tienen el boleto estudiantil y, entonces, llegar al Hogar de Día tiene un costo”, explicó a PRIMERA EDICIÓN el director, Samuel López. 
 
Como lo indica cualquier nutricionista, a media mañana llega la colación y al mediodía un rico almuerzo. Vuelve a haber una colación antes de la merienda, que se sirve rondando las 17. Después, los chicos vuelven a las Ducato y son llevados a sus casas. Al otro día la jornada vuelve a empezar.
 
“En verano buscamos reforzar las actividades porque no está el soporte de la escuela. Durante el año lectivo trabajamos a contraturno de las clases”, señaló López. Durante el receso “lo que buscamos como institución es aumentar la oferta para que ellos también entiendan que es vacaciones y puedan tener la posibilidad de una libre expresión y recreación”, agregó y remarcó que “es para que ellos estén contenidos”.
 
Al Hogar de Día asisten niños de 0 a 18 años que pasan las horas entretenidos con diversas actividades. Las principales son los talleres de expresión artística y corporal o ajedrez mientras suena buena música de fondo para darle un entorno más acogedor. Además se han organizado salidas programadas para que los chicos no se queden únicamente allí. 
 
“Es el primer año que, debido a la situación que atraviesa el país, no tenemos una colonia de vacaciones exclusiva. Cada año tuvimos entre dos y tres semanas de jornadas intensivas de colonia. Íbamos a algún club a pasar el día y estaba incluida la pileta. Independientemente de eso el Ministerio de Turismo nos facilitó tres días, en enero, de asistencia a la granja Pueblo Chico, con actividades programadas acorde a las edades”, señaló López. No solo eso, también visitaron el Refugio El Puma. “Constantemente se están programando acciones”, agregó.
 
La asistencia al Hogar de Día no es obligatoria “por lo que tenemos que buscar todos los medios necesarios para que las actividades seduzcan a los niños a asistir a la institución, por ello constantemente cambiamos y ajustamos actividades de acuerdo a la demanda que recibimos”, indicó López y remarcó que “una cosa fundamental es crear un marco de confianza con el niño o adolescente que nos permita realizar las acciones profesionales específicas como la atención médica, psicológica, psicopedagógica”. 
 
Sucede que no solo hay actividades para pasar los días de verano, sino que también “aprovechamos la oportunidad para la revisión médica, nutricional, psicológica, psicopedagógica. Lo hace el equipo del Hogar”. Esto quiere decir que independientemente de las actividades recreativas que se ofrecen, la institución se encarga de la atención integral del niño. “Hay chicos que tienen turnos especiales en el hospital entonces se les hace un acompañamiento, actuamos de mediador entre las familias y el hospital. Garantizamos que los turnos se van a cumplir y nos encargamos de buscar a la familia. Esto es garantizar la atención”. 
 
Ya se viene febrero
En enero son todas actividades recreativas, de vacaciones. Peroe n febrero la idea es comenzar con las clases de apoyo escolar “para prepararlos para el reinicio de clases”, dijo López y señaló que hay un porcentaje de chicos que concurren al Hogar de Día que se llevó materias a rendir “entonces hay que ajustar preparándonos para la reinserción escolar y el acompañamiento durante el año”.
 
Ese acompañamiento es realizado por el equipo del área de educación del Hogar de Día. Según detalló Fabiana Rodríguez, del área de comunicación, “se hace un seguimiento, se ve cómo va el chico y los directores están en contacto”. Hay más de 26 instituciones educativas entre escuelas primarias y especiales vinculadas con el Hogar y el objetivo es “evitar la deserción escolar. Si el chico falta un par de días desde la escuela se comunican para alertar entonces se activan los dispositivos para ver qué está pasando”. Esto tuvo resultados positivos porque “se pudo observar que mejoraron las notas y la mayoría pasó de grado”, dijo Rodríguez.
 
Además, durante el año funciona en el edificio del Hogar el NENI 2017 que garantiza el nivel inicial para los chicos que asisten a la institución. “Esta fue una prueba piloto que realizamos el año pasado”, indicó López a la vez que aseguró que, en un principio, hubo resistencia a la implementación del NENI “porque no queremos que el Hogar se transforme en una escuela, ni que sea un CAPS ni un comedor, ni una guardería. Buscamos atender al chico durante un período y darle el egreso, queremos corrernos de ser una institución de permanencia porque hay muchísimas familias por atender. Son familias que están en situación de vulnerabilidad, no permanentemente vulnerables, y la idea es revertirlo”, afirmó. 
 
Sin embargo notaron que era mucha carga física para los niños de entre 4 y 5 años el asistir al NENI por la mañana (o la tarde) y en contraturno ir al Hogar. Entonces, “en forma experimental, hicimos que funcione el NENI y se vieron muy buenos resultados y nos permitió también un mayor acercamiento a los padres. Vimos que ha sido muy positivo”, aseguró López. 
 
Los chicos en situación de calle
La instalación del NENI permitió habilitar otras opciones. Sucede que el Consejo General de Educación (CGE) garantiza la asistencia de docentes durante dos horas para que brinden apoyo escolar a los chicos y ésto permitió abrir un aula satélite destinada exclusivamente a los chicos en situación de calle. 
 
Porque al Hogar de Día también asisten chicos que se encuentran en situación de calle. “La mayoría son varones, preadolescentes y adolescentes, a partir de 12 a 17 años. El número es variable, no supera los diez”, señaló López. El recorrido de búsqueda para los demás chicos también incluye un paso por el microcentro de la ciudad para buscar a aquellos en situación de calle y llevarlos al Hogar donde pueden acceder a todas las actividades al igual que los demás. “Se los busca todos los días pero también ocurre que ellos vienen solos lo que es muy alentador. Es muy buena señal porque se apropian del lugar”, indicó.
 
Según López, en la actualidad hay entre 5 y 7 chicos en situación de calle pero “en un principio habíamos hecho un diagnóstico de situación y superaban los cien, es decir que hubo un trabajo constante”. Justamente, uno de los principales objetivos del Hogar es “hacer alianzas con los padres y los niños para que vuelvan a sus casas. Uno de los objetivos de la institución es buscar sus redes de sostén familiar”.
 
Los sábados y domingos el Hogar está abierto pero es exclusivo para los chicos en situación de calle. “Es su espacio, ellos vienen, se sienten parte, están solos con tutores, hacen juegos, se higienizan, pero es donde hablan, donde cuentan cosas. Para nosotros es clave porque nos arroja mucha información ya que ellos son muy celosos de la información y no la brindan si no entran en confianza. Entonces son espacios muy distendidos donde ellos cuentan cosas, por eso lo cuidamos”, remarcó López.
 
Con respecto a la cuestión educativa, “veíamos que los chicos en situación de calle no encajaban en ninguno de los grupos” coordinados por los docentes del CGE. Es por eso que “montamos un dispositivo con una escuela de adultos inclusivo para niños en situación de calle y tuvimos buenos resultados. Primero hubo una nivelación para ver en qué grado estaban y después brindamos las herramientas básicas necesarias para que el chico también pueda tratar de alcanzar una terminalidad primaria”.
 
Para finalizar López indicó que “constantemente medimos cada acción lo que nos sirve para organizarnos en la programación de las actividades de este año y para saber dónde es necesario poner el foco de atención”. El Hogar de Día busca que el chico “se sienta aceptado por la otra persona. Para nosotros es fundamental la calidad y calidez humana” y se busca “una atención integral”.
 
Las donaciones
Son muchas las personas que se interesan en ayudar con donaciones al Hogar. López indicó que, a raíz de ello, “hemos habilitado un ropero comunitario donde se brinda ropa y hay un espacio donde se bañan, se cambian, dejan la ropa sucia que se lava, cuelga, seca y plancha para tener preparado para el otro día”. Además se piden alimentos no perecederos con los cuales se arman bolsas de mercaderías “que se entregan a familias que realmente necesitan”. 
 
En este sentido destacó la colaboración del profesor de zumba, Pablo Puig, que realizó actividades y pidió elementos de limpieza y alimentos no perecederos que fueron donados a la institución, como también a la banda Spiral de Villa Blosset que hizo lo mismo. También agradeció las donaciones de bicicletas que realizó Ibañez porque las utilizan los chicos de la institución y también sirven como herramientas para talleres. El vecino que quiere ayudar puede acercarse al Hogar y, de paso, “conocer a los chicos, lo que se realiza, adonde van sus donaciones”, cerró López.
 
Fuente: Primera Edición