LAS DONACIONES LLEGARON A MANOS DE LAS VíCTIMAS DE AGROTóXICOS.

26 de Diciembre, 2011

Las donaciones llegaron a manos de las víctimas de agrotóxicos.

"Con mucho esfuerzo y amor lo logramos, fuimos un gran equipo, que no se apaguen las fuerzas para seguir", ese es el mensaje que transmiten hoy desde el grupo de posadeños que llevó adelante la Campaña Solidaria para ayudar a las víctimas de los agrotóxicos.

Lo que antes parecía una utopía se hizo realidad. El domingo por la mañana, un camión con capacidad de 7 toneladas repleto de donaciones y una camioneta para trasladar sillas de ruedas y muletas, partió desde la capital misionera al interior de la provincia. 

 
Desde la Campaña Agrotóxicos Niños Envenenados, Nélida, Tamara, Isabel, Juan, Martín y Darío, manifestaron su satisfacción por haber cumplido los primeros objetivos planteados luego de haberse visto movilizados por el informe que América TV transmitió este año desnudando la realidad de tantas familias abandonadas.
 
Dos de las localidades más afectadas fueron destinatarias de las donaciones, que fueron recolectadas luego de promocionar la campaña vía redes sociales durante varios meses y dos jornada en plena Costanera de Posadas.
 
En Aristóbulo del Valle, los esperaba Nélida Márquez, que asiste a los discapacitados de esa localidad y fue uno de los primeros contactos del grupo. En San Vicente esperaba Raúl Godoy, un comprometido vecino muy interesado en las consecuencias de los agrotóxicos en las zonas tabacaleras. Ambos se encargarán durante la semana de distribuir las donaciones en la zona.
 
La solidaridad de la gente permitió conseguir las dos costosas sillas especiales para pacientes con parálisis cerebral. Una fue destinada a Ángel (8) de Aristóbulo del Valle y otra a Javier (4) en San Vicente.
 
"Nos queda el compromiso, esto no termina", dijo uno de los integrantes del grupo solidario, haciendo hincapié en la urgencia de atención médica de algunos casos, en lo que trabajarán de lleno apenas comience el nuevo año. Asimismo, entre las donaciones llevaron también un botiquín de primeros auxilios y realizaron curaciones a algunos niños que lo necesitaban. 
 
"Los que quieran seguir haciendo donaciones que se comuniquen con nosotros, esta campaña va a seguir, ya vamos a ver de qué manera", señalaron.
 
Quienes quieran contactarlos, ver imágenes de la campaña y los destinatarios de las donaciones pueden hacerlo ingresando al Facebook: Agrotoxicos niños envenenados.
 
HACELO VOS MISMO. En octubre, cuando ese escalofriante informe de la televisión nacional dejaba en primera plana la realidad de muchas familias de las zonas tabacaleras, misioneros castigados no solo por el hambre y la pobreza, sino también por malformaciones y enfermedades provocadas por el abuso de agrotóxicos, sumergidos en la desidia; seis corazones se encendieron.
 
Movilizados por tanto dolor, Tamara, Nélida, Isabel, Darío, Juan y Martín, iniciaron un largo camino de amor y solidaridad. Ayudar a estos misioneros olvidados fue el objetivo y paso a paso fueron contagiando su voluntad, ocuparse en vez de preocuparse. 
 
Después de varios meses, de contactarse vía Facebook con un centenar de personas dispuestas a ayudar, a aportar su granito de arena, el compromiso con la causa fue tomando más forma aún y este domingo 18 fue el gran día.
 
"Hasta llenar un camión no vamos a parar", dijo en su momento Darío Labaroni desde el grupo de solidarios y esto fue un hecho. 
 
VM.
 
FUENTE: MISIONES CUATRO

NEWSLETTER

Usted recibirá las últimas noticias, novedades y eventos en su correo electrónico.

Suscribirse

PARA PENSAR

el 20 por ciento de
las escuelas no tiene agua potable, un 33 no tiene baños
suficientes, el 26 no tiene biblioteca y un 52 por
ciento no tiene sala de computación.

UNESCO-Serce , 2008