EL ASOCIATIVISMO APUESTA A MáS SEGURIDAD JURíDICA EN EL SECTOR

7 de Marzo, 2012

El asociativismo apuesta a más seguridad jurídica en el sector

La noción de una ley general de Economía Social y Solidaria, la reglamentación de las cooperativas de trabajo y una normativa nacional de expropiación para empresas recuperadas son algunos de los temas que convocan a los referentes del sector.

Tras un encendido discurso de la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, en la apertura de las sesiones ordinarias en el Congreso el jueves pasado, Ansol dialogó con referentes de la Economía Social y Solidaria y con legisladores vinculados a las propuestas y modificaciones normativas para el sector.

Puntualmente, están en vigencia la Ley Orgánica de Cooperativas (Nª 20.337) de 1973  y la Ley Orgánica de Mutuales (N 20.321), del mismo año. Para encausar y actualizar estas reglamentaciones, dentro del cooperativismo se barajan dos posibilidades: la modificación de la normativa vigente o la posibilidad de trabajar en la Ley Básica General de Economía Social y Solidaria que integre a las cooperativas y las mutuales.

“Una de las ideas más palpables es redactar una ley global que contemple las diferentes realidades que se fueron dando en estos últimos 40 años, ampliar la noción de cooperativismo. Pero eso no significa que se va a reemplazar automáticamente a la ley anterior”, explicó a esta agencia de noticias la asesora legal de la Confederación Nacional de Cooparativas de Trabajo (CNCT), Marcela Macellari.

Según Macellari, el cooperativismo necesita una reglamentación caso por caso. Por ejemplo, las fábricas y empresas autogestionadas y las recuperadas por sus trabajadores, tras un hecho puntual de abandono patronal, tienen problemáticas diferentes dentro del universo de la Economía Social y Solidaria.

En declaraciones a Ansol, el diputado nacional por Nuevo Encuentro Gastón Harispe respaldó la iniciativa de la constitución de una nueva ley de cooperativas que reemplace a la sancionada en la década del 70 y consideró que las cooperativas de trabajo merecen un capítulo propio en la eventual normativa. “Siempre quisimos una ley que regule la actualidad del sector, que se fortalezca y se unifique la legislación con las provincias en una única ley para definir un marco”.

Con plena conciencia de su rol dentro del Congreso de la Nación, se comprometió el legislador: “Este año vamos a empezar a discutirlo en Diputados. Hay que ponerse a trabajar en un proyecto y abrir el debate con las confederaciones, las federaciones y el Estado, mediante el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes). No pude faltar ningún actor del sector”.

“Necesitamos una ley que nos represente a todos”

Sobre la necesidad de una ley nacional de expropiación para las empresas recuperadas, el presidente de la Cooperativa de Trabajo Bauen Hotel, Federico Tonarelli, lamentó ante Ansol que no exista aún en agenda del Congreso de la Nación la posibilidad de trazar  un anteproyecto. No obstante, aseguró que desde la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajadores Autogestionados (Facta) garantizarán “el debate para instalar el tema”.

“Hace 10 años que venimos trabajando en una ley a nivel nacional porque eso va a garantizar que los distintos distritos unifiquen criterios. De lo contario,  hay avances en algunas provincias y en otras, no. Tenemos que tomar el compromiso de plantear el debate, que todos participen; consensuar y después buscar a los legisladores que se hagan cargo de llevarlo adelante. Todavía no se planteó con seriedad la necesidad, que tenemos, de una ley que nos represente a todos”.

En la misma línea, desde CNCT  consideraron a finales de 2011 que la búsqueda de una normativa nacional es “un problema que excede la geografía de la Ciudad de Buenos Aires porque existen experiencias de recuperación de empresas en todo el territorio”.

La Ley de Quiebras como el primer paso

El referente del Hotel Buen, evaluó que Ley de Concursos y Quiebras (Nº 26.684) -sancionada en junio de 2011- que brinda un soporte legal a las fábricas recuperadas,  “no es suficiente” para resolver la problemática de las empresas autogestionadas tras el abandono patronal.

“La ley es un gran paso hacia mayores reconocimientos y lo valoramos como tal, pero todavía falta avanzar mucho en el terreno legislativo. Tenemos que insistir con la expropiación a nivel nacional”, enfatizó Tonarelli.  

La resistencia al veto de Macri

En la ciudad de Buenos Aires, el jefe de gobierno Mauricio Macri frenó la prórroga por seis años a la Ley de Expropiación, aprobada por la Legislatura porteña en noviembre de 2011.

Como respuesta, las empresas recuperadas ofrecen resistencia mediante manifestaciones, debates abiertos a la comunidad y la apelación directa a la oposición en el terreno legislativo, donde los bloques enfrentados al macrismo tienen minoría parlamentaria.
 
“La única alternativa es la movilización y la organización contra este personaje nefasto que ataca a todos con su discurso. Nosotros tenemos que generar, además de las recuperadas, un trabajo de construcción para demostrar que tenemos al frente de la Ciudad a alguien que excluye y no incluye”, afirmó, en  la apertura de sesiones, el legislador porteño por el Frente para la Victoria (FpV) Francisco Tito Nenna.

Los desafíos en la provincia de Buenos Aires

En un encuentro en Mar del Plata en enero de este año, se presentó una propuesta de diez puntos que marca las bases de lo que será el anteproyecto de ley para conseguir la autarquía de la Subsecretaría de Acción Cooperativa (SAC) que, actualmente, depende de la provincia de Buenos Aires.

El proyecto contempla la necesidad de debatir el universo de actores que confluyen en la economía vinculada al asociativismo. “No se trata de un proyecto partidario, sino de un desafío transversal. Queremos generar una respuesta integral a la economía social con políticas de inclusión. Que no se excluya al cooperativista”, recalcó el subsecretario, Federico Ugo.

Fuente: Ansol

NEWSLETTER

Usted recibirá las últimas noticias, novedades y eventos en su correo electrónico.

Suscribirse

PARA PENSAR

Se estima que el mundo necesitará 70% más de alimentos a mediados de siglo, con una demanda creciente de productos de origen animal. Este alza podría traducirse en un aumento de 19% en el agua utilizada por el sector agrícola, que ya representa 70% del consumo mundial.

ONU 2012