CREAN DICCIONARIO CON DEFINICIONES FáCILES PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD INTELECTUAL

16 de Febrero, 2016

Crean diccionario con definiciones fáciles para personas con discapacidad intelectual

Crear un diccionario con definiciones fáciles puede ser decisivo para que las personas con discapacidad intelectual o con dificultades de comprensión lectora entiendan algunas informaciones, según explicó la Federación de Organizaciones a favor de Personas con Discapacidad Intelectual (Feaps) que va a poner en marcha esta herramienta.

Crear un diccionario con definiciones fáciles puede ser decisivo para que las personas con discapacidad intelectual o con dificultades de comprensión lectora entiendan algunas informaciones, según explicó la Federación de Organizaciones a favor de Personas con Discapacidad Intelectual (Feaps) que va a poner en marcha esta herramienta.

Un diccionario recogerá términos complejos o de uso poco frecuente, como ’escrutinio’ que en un diccionario común se define como "conocimiento y cómputo de los votos en las elecciones o en otro acto análogo", mientras que con esta herramienta se hace como "recuento de los votos en unas elecciones".

Esta iniciativa de consulta de términos definidos en "lectura fácil" es un proyecto de Plena Inclusión Madrid, que cuenta con la colaboración de la Fundación Repsol y la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA).

Según explica la organización, la elaboración del diccionario ya está en marcha y en el futuro tendrá una versión web accesible al conjunto de la población, recogerá la definición en lectura fácil de términos complejos, polisémicos o de uso poco frecuente, de tal manera que cualquier personas con problemas de comprensión lectora puedan entender mejor ciertas informaciones.

Para desarrollar esta iniciativa, Plena Inclusión Madrid, una de las organizaciones integrada en Feaps, trabaja con una metodología de validación de textos en la que participan personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, "como pieza fundamental para la calidad final del proceso".

El presidente de esta plataforma, Mariano Casado, destacó el apoyo de la Fundación del Español Urgente, que colabora con lexicógrafos expertos para garantizar el uso adecuado de las palabras y la corrección de las definiciones, y de la Fundación Repsol, a través del programa "Más Cultura=Más Inclusión".

"No se trata de adaptar la totalidad de los términos del diccionario a lectura fácil, sino de realizar este proceso con aquellas palabras que realmente puedan suponer una barrera para la comprensión de textos al colectivo y con las que se encuentran durante la lectura de diferentes textos o durante los procesos de adaptación de textos a fácil lectura”, aseguró Casado.

El responsable de Plena Inclusión Madrid destacó la importancia del proyecto al que definió como "una ventana de oportunidad para el empleo de personas con discapacidad intelectual".

"Si bien ahora todos somos conscientes de que hay que eliminar las barreras físicas, muy pocas veces se repara en que existen otras barreras menos visibles, y que son las cognitivas, que suponen un gran impedimento para el acceso de la información a un colectivo muy grande" señaló.

Según Casado, será un proyecto en permanente desarrollo, ya que se irá alimentando del trabajo que de manera continua se realiza desde Plena Inclusión Madrid de adaptación y validación de textos.

Otro ejemplo de definiciones es la palabra ’trivial’, que en un diccionario al uso aparece como "que no sobresale de lo ordinario y común, que carece de toda importancia y novedad", mientras que en el de lectura fácil se define "que no es muy importante".

La lectura fácil es un método de adaptación y redacción de materiales que pretende hacer accesible la información y la cultura a las personas con dificultades de comprensión lectora.

Fuente:PrimeraEdición.

NEWSLETTER

Usted recibirá las últimas noticias, novedades y eventos en su correo electrónico.

Suscribirse

PARA PENSAR

En América latina, a pesar de ser poseedora de la
tercera parte de las aguas limpias del mundo, hay 50 millones de personas sin agua potable, y 119 millones sin instalaciones sanitarias apropiadas.

CEPAL, 2010