20 DE NOVIEMBRE: DíA INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS DEL NIñO

20 de Noviembre, 2011

20 de Noviembre: Día Internacional de los Derechos del Niño

La Convención Internacional de los Derechos del Niño fue adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989, marcando un hito histórico fundamental en la defensa de los derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes.

El Congreso Argentino ratificó la CDN en septiembre de 1990, instituyéndola como Ley Nacional Nº 23.849 y en agosto de 1994, la Convención Constituyente la incorporó al artículo 75 de la nueva Constitución de la Nación Argentina. 

 
Desde entonces, con la incorporación de la CDN al derecho interno, la Argentina inició la adecuación de su legislación para que esta nueva herramienta jurídica sea también un instrumento eficaz. 
 
El 28 de septiembre de 2005, la Argentina sancionó la nueva Ley de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes (Nº 26.061), derogando la antigua ley de patronato y respaldando definitivamente, la Convención de los Derechos del Niño, sancionada en 1990 e incorporada a nuestra Constitución en 1994. Letra viva para volver la mirada sobre la infancia: conocer sus derechos, respetarlos y cumplirlos. 
 
Cambio de paradigma 
 
La Convención Internacional de los Derechos del Niño cambió el paradigma del niño como objeto de asistencia al niño como sujeto de derechos. Este cambio de paradigma nos llevó a ver, escuchar, comprender y proteger al niño como sujeto de derecho, a aceptar que ser niño es un derecho. 
 
Considerar a los niños, niñas y adolescentes como sujetos plenos de derecho, significa aceptarlos como merecedores de respeto, dignidad y libertad. Desde entonces son considerados como personas con necesidad de cuidados especiales y que por su condición de seres en desarrollo tienen derechos especiales. 
 
Tomar conciencia para llegar a tiempo 
 
Si a estas normas que conforman la Convención, que hoy evocamos especialmente, no logramos hacerlas conocimiento, conciencia, conducta, entonces estas leyes, tan perfectas, llegarán siempre tarde, cuando el desarrollo fue interrumpido. Debemos hacerlas gestión. 
 
Cuando la sociedad redacta y aprueba las leyes, lo hace para regular comportamientos cuyas consecuencias sean buenas para todos. Las leyes regulan y equilibran derechos y responsabilidades. 
 
Antes hablábamos de niños como objetos de asistencia y hoy de sujetos de derecho. Hoy en vez de hablar de prevención de conductas violentas hablamos de construcción de conductas pacíficas. 
 
El camino correcto sigue siendo la educación, como cimiento formidable para levantar estructuras familiares capaces de crecer, evolucionar, de atravesar conflictos y salir fortalecidos. 
 
Texto completo y más información: 

NEWSLETTER

Usted recibirá las últimas noticias, novedades y eventos en su correo electrónico.

Suscribirse

PARA PENSAR

el 20 por ciento de
las escuelas no tiene agua potable, un 33 no tiene baños
suficientes, el 26 no tiene biblioteca y un 52 por
ciento no tiene sala de computación.

UNESCO-Serce , 2008